¿Tiene sentido usar Windows 8.1 o Windows Server 2012 R2 en 2022?

Quedan escasos meses para que Microsoft entierre a Windows 8.1 y a Windows Server 2012 R2. Ambos sistemas operativos trajeron consigo el mayor cambio visual en Windows hasta entonces. Modern UI fue una interfaz que no gustó al gran público, que prefirió optar por mantener el diseño clásico de la barra de inicio de sus predecesores.

¿Pero tiene sentido usarlo hoy en día? Vamos a comentar los detalles que pueden hacer que lo olvides definitivamente ¡o que lo mantengas!

windows 7: un rival difícil de batir

Windows 7 fue un sistema operativo muy esperado por el gran público, ya que Windows Vista no tuvo el éxito esperado. Esto fue debido a la gran cantidad de recursos que exigía Vista para funcionar de forma fluida. Por lo que muchos usuarios prefirieron seguir utilizando Windows XP y no cambiar de versión.

Windows Vista no fue un mal sistema operativo, todo lo contrario, trajo consigo muchas mejoras en seguridad y avances que lo convirtieron en un sistema muy robusto. Pero el hardware de la mayoría de equipos del 2007 no estaba preparado para satisfacer sus requisitos.

Línea temporal del lanzamiento de las distintas versiones de Windows, desde XP hasta el 11. Tecnógrafos.

Dos años más tarde del lanzamiento del Vista, Microsoft sacó Windows 7, una versión más pulida con unos requisitos similares. La gran diferencia fue que a la industria le dio tiempo a sacar mejores equipos con un hardware a la altura. Windows 7 logró repetir los éxitos que Microsoft obtuvo con Windows XP. Y los usuarios devolvieron la confianza al gigante tecnológico de Redmond.

un diseño demasiado innovador

Mientras Windows 7 se posicionaba como el claro sustituto de Windows XP, Microsoft ya estaba desarrollando la siguiente versión de su sistema operativo, Windows 8.

Esta nueva versión tenía una ambición particular: conquistar los dispositivos móviles. Para lograrlo debían compilar Windows en la arquitectura ARM, además de compilarlo también para x86 y x86_64. Este objetivo marcó el diseño de este nuevo sistema, el cual tuvo un importante énfasis en las tablets. Quizás demasiado.

Para materializar este objetivo Microsoft diseño una interfaz de «mosaicos vivos» a la que inicialmente llamó Metro pero que finalmente fue bautizada como Modern UI.

Esta nueva interfaz estaba muy orientada para dispositivos móviles, de hecho, se usó también en Windows Phone. En una pantalla táctil se veía como un diseño original y práctico. Pero para un ordenador personal con teclado y ratón quizás no fuera la mejor opción, ya que para desplazarnos por ella el usuario debe de hacer gestos que no resultan naturales.

Modern UI la nueva interfaz que incluía Windows 8

Esta novedosa interfaz fue la mayor crítica que tuvo el sistema. El principal problema era que los usuarios no tenían la opción de volver al menú clásico: estaban obligados a usarla. La fusión resultante entre dispositivos móviles y ordenadores no convenció ni siquiera dentro de Microsoft, que tuvo un gran debate interno durante el desarrollo de este sistema.

Cuando la primera versión de Windows 8 fue lanzada, varias comunidades de desarrolladores se volcaron en sacar soluciones para devolver a este Windows la barra de inicio clásica. Existe una solución gratuita muy sencilla de usar que permite esto (te lo contaré al final de esta entrada)

Si eliminamos esta interfaz de la ecuación, Windows 8 resultó ser un gran avance en la industria. Aunque la nomenclatura de su kernel (6.2 para Windows 8 y 6.3 para Windows 8.1) hace pensar que es una versión con cambios menores de Windows 7 (6.1) esto no es cierto. Windows 7 se está más cerca del Vista que del 8. Y Windows 8/8.1 están más cerca del 10 que del 7.

Entre las novedades que trajo Windows 8 destacan:

  • Interfaz Modern UI.
  • Compatibilidad con sistemas ARM (tablets y móviles) llamada Windows RT.
  • Incorporación de UEFI.
  • Se añade la pantalla de bloqueo como un nuevo estado de la sesión.
  • Nuevo panel de control llamado Configuración.
  • Se añade por primera vez Microsoft Store.
  • Se incluye la compatibilidad con las aplicaciones universales de Microsoft.
  • Windows Defender viene por defecto.
  • Nueva herramienta de copias de seguridad y restauración.
  • Incluye la nube de Microsoft, antes SkyDrive ahora OneDrive.
  • Internet Explorer 10 (en Windows 8.1 se actualizó a la versión 11).
  • Montaje de archivos .iso integrado en Windows.

¿MERECE LA PENA USARLO?

Windows 8.1 es una de las mejoras bazas que tenemos actualmente para disfrutar Windows en equipos antiguos o con pocos recursos. Ya que permite ejecutar todo el ecosistema de aplicaciones de Windows, pero sin exigir grandes requisitos de hardware.

Una tablet ejecutando Windows 8 para ARM
Una tablet ejecutando Windows 8 basado en ARM

Uno de los problemas de Windows 10 es que ha ido «engordando» a lo largo del tiempo. Cuando se lanzó la primera versión (la 1507) en 2015 el rendimiento era prácticamente idéntico a Windows 7 y 8. Pero a medida que han ido sacando actualizaciones nuevas, se puede observar una mayor exigencia de recursos, lo que implica un ralentizamiento general del ordenador. Esto se puede notar en equipos con cierta edad, que fueron lanzados antes del 2016.

PUEDES USARLO EN…

Este sistema es como tener Windows 10 pero requiriendo muchos menos recursos, lo cual es una buena opción si quieres utilizar Windows en máquinas virtuales o si tienes un equipo antiguo que no rinde bien con Windows 10.

Te invito a que hagas la prueba. Si compraste un ordenador hace más de 6 años y vuelves a Windows 8.1 notarás la diferencia, tu ordenador será igual de rápido que cuando lo compraste. Además, si le pones un SSD, para mí algo imprescindible, te quedará un PC nuevo.

También te invito a usarlo si eres una persona que busca la privacidad por encima de todo. Este Windows fue el último en no incluir una telemetría tan exigente como tienen ahora Windows 10 u 11, que envían una gran cantidad de datos sobre nuestro uso de Windows sin darnos opción a no enviar esta información.

no lo uses si…

Si estás usando Windows 8.1 o Windows Server 2012 R2 podrás seguir disfrutándolo con soporte de seguridad hasta enero del 2023. Pasada esa fecha Microsoft no sacará más parches de seguridad lo que deja expuesta tu organización a vulnerabilidades. Por lo tanto, si estás pensando utilizarlo en una infraestructura con conectividad a la Internet a largo plazo no te lo recomiendo, puesto que en unos meses se quedará sin soporte. Es tu decisión continuar con este sistema, asumiendo el riesgo que supone la exposición a malware o vulnerabilidades nuevas a partir de entonces.

Desde este enlace puedes consultar el ciclo de vida de los productos de Microsoft

Un buen caso de uso a partir de esa fecha, podría ser en una red aislada que tenga una función muy concreta. No obstante, te recomiendo elevar las precauciones a partir del 2023 si decides asumir este riesgo, añadiendo más capas de seguridad para proteger tu infraestructura.

Tampoco te recomiendo su uso si te gusta jugar a videojuegos. En este aspecto te diré que los juegos suelen ir mejor en Windows 10. Además, la última versión de la famosa librería de gráficos DirectX 12 no es compatible con Windows 8.1 por lo que los últimos juegos desarrollados con esta tecnología no serán compatibles.

MI OPINIÓN

El potencial de Windows 8 fue eclipsado por una interfaz molesta en los ordenadores, pero a su vez útil en dispositivos de pantalla táctil, que no gustó a la mayoría de los usuarios. La visión ambiciosa de Microsoft de tener Windows como sistema operativo universal en dispositivos móviles nubló la toma de decisiones en cuanto al diseño de este sistema operativo.

Desde mi punto de vista la respuesta era muy sencilla: dejar al usuario elegir si usar el clásico menú de inicio o Modern UI. También se podría haber hecho de forma automática y detectar si Windows se instalaba en una tablet (y habilitar Modern UI) o si se instalaba en un PC sin pantalla táctil (deshabilitar Modern UI y mostrar el escritorio clásico).

«Desde mi punto de vista la respuesta era muy sencilla: dejar al usuario elegir si usar el clásico menú de inicio o Modern UI«

«¿Cómo es posible que no dejarán a los usuarios la opción de elegir entre usar el escritorio clásico o Modern UI? ¡Si lo hubieran permitido creo que Windows 8 hubiera sido todo un gran éxito!»

Parece mentira que sabiendo el esfuerzo que le cuesta a Microsoft quitar componentes de Windows y lo retrocompatible que son sus soluciones, ¿cómo es posible que no dejarán a los usuarios la opción de elegir entre usar el escritorio clásico o Modern UI? Si lo hubieran permitido creo que Windows 8 ¡hubiera sido todo un gran éxito!

Toda una oportunidad perdida, que tuvo que enmendarse tres años después con el lanzamiento de Windows 10.

EXTRA: ¿Cómo quitar MODERn UI?

Si quieres usar Windows 8.1 o Windows Server 2012 R2, pero no te gusta la interfaz Modern UI existen varias aplicaciones de pago que puedes usar. No obstante, también existe una de código abierto y gratuita con la que puedes volver a la barra de Windows 7 en Windows 8.1.

Te presento a OpenShell una aplicación muy fácil de usar que te devolverá la barra de inicio clásica.

Imagen con la configuración de OpenShell. Tecnógrafos.

Puedes descargarla desde haciendo clic aquí.